Ocio
24abr

Decía una canción del grupo Ketama “..Vive la vida igual que si fuera un sueño que nunca termina…y buscaré…”, hay que disfrutar de la vida y buscar hasta encontrar esa fórmula maravillosa que nos acerque un poquito a esa plenitud, a esa felicidad que en gran parte depende mucho de uno mismo, llegó la primavera , el buen tiempo y con ello muchos planes para hacer y disfrutar, planes necesarios, que nos hacen coger fuerza, olvidarnos un poco de la situación actual, que nos empujan a ser como continuaba la misma canción “un poco bohemio y soñador” , Abril, Mayo, meses de ferias, eventos, de fines de semana por delante para hacer multitud de cosas, y con la que está cayendo, ¿cómo divertirnos, desconectar, salir y disfrutar aunque haya crisis?.

La crisis ya no sólo es económica sino también psicológica, las personas estamos atemorizados, acobardados, siendo las victimas de algo que nosotros no hemos creado, sintiéndonos culpables si hacemos algo extra, ¿salir?..nooo que no se puede”como si quedarse en casa recluido solucionara algo, y en absoluto no se soluciona nada, actuando de esta forma nos aislamos, dejamos de compartir, de disfrutar, de conocer gente nueva, nos encerramos en nuestro mundo y  nos olvidamos que todos formamos parte de una cadena, en la que todos somos necesarios y debemos apoyarnos, es necesario salir,  relacionarse, hablar con uno con otro, compartir, hacer algo de gasto para que toda la cadena funcione, en todas las épocas ha habido de todo, momentos buenos, momentos malos, pero la gente no dejaba de salir, siempre los bares,  las tiendas o en el caso más señalado en estos meses en muchas ciudades, la Feria,  han sido puntos de encuentro, para que las personas se relaciones, conversen, se distraigan, compartan,  para incluso hacer nuevos contactos, negocios,  nunca se sabe dónde va a salir una nueva oportunidad, por lo que quedarse en casa escondidos no soluciona al contrario empeora muchas veces las situaciones.

Salir  y gastar aunque sea un poquito sube el ánimo, la moral, estás entretenido,  “esos ratitos” nos hacen sentirnos bien, nos iluminan, nos aportan momentos de desconexión de nuestras rutinas diarias, amplían nuestras redes de contactos, Salir siempre ha sido una buena terapia, médicos y psicólogos lo recomiendan a sus pacientes con bajo ánimo con ciertos problemas, nos invita a salir de nuestra zona de confort, tener que salir, ya supone un esfuerzo, tenemos que arreglarnos, quedar con tu familia, amigos,  pensar en qué opción de diversión voy a tomar, es decir nos hace también ser más realistas de nuestra situación, analizando que podemos o que no podemos hacer y nos obligamos así a buscar soluciones.

En esta época que estamos viviendo, nos toca echar mucho números pensar en salir, y hacer gastos extras como que nos frena, es así, pero la solución más fácil sería la de acomodarnos, prescindir de todo, quedarse en casa  quejándome y lo peor de todo, con la misma situación y ninguna solución, por lo que nuestra actitud debe de cambiar y nuestra forma de actuar también debe ser diferente, está claro que la situación es la que es, y muchas casas la están viviendo muy duramente, por eso toca como en otras etapas de nuestras vidas, cómo han hecho muchos de nuestros padres y abuelos, agudizar el ingenio, estudiar y analizar qué podemos hacer para mejorar esta área de nuestra vida, que es de vital importancia, no porque sea un área destinada a la diversión, al ocio o al tiempo libre, la debemos obviar, porque sino nuestra pirámide de vida (si seguimos la pirámide de Maslow) no estaría cubierta y nuestra vida no estará equilibrada.

En Coaching ante estas situaciones económicas difíciles les plantamos cara y no dejamos que nos impidan seguir avanzando a través de  la fórmula LOW COST (o a bajo coste) en el caso del ocio y las actividades, diversión al alcance de todos,  es más una cuestión de actitud y de analizar que tengo y qué puedo hacer y ACTUAR:

-Recicla ropa de otras temporadas, no es necesario estrenar para ciertos eventos, (ferias, cumpleaños…) eso ya no se lleva, estudia tus posibilidades y si es realmente un gasto necesario, sobre todo que esto no sea una razón para quedarte en casa. Se práctico.

-Si no podemos salir todos los días que nos gustaría,  seleccionamos los días que vamos hacerlo y qué plan vamos a llevar a cabo, comer de tapas, pinchos, cervezas, buscamos la opción más barata, si vamos en grupo, funciona mucho lo de poner un bote, o quedar en casa de uno  y hacer una primera ronda de comida o bebida más fuerte y luego ya salir.

-Para los fines de semana que vienen estupendos de sol, pues hacer lo que hemos hecho toda la vida, coger el coche, la nevera portátil con unos refrescos, con unos bocadillos o una tortilla e ir a las lagunas, a la yedra, o si uno no es de campo,  salir a tomar unas cañas al menos una vez al mes. Si no se puede a las cañas luego a tomar un café.

-Si podemos ir menos al cine, hacer videoforum en casa, con palomitas, grupo de amigos, merienda y a comentar.

El caso es obligarte hacer algo distinto, porque total no nos saca de pobres una vez al mes darnos un pequeño homenaje,  salir de nuestra zona de confort y ayudarnos a nosotros mismos en definitiva a ser más felices.

Deja un comentario

1 × 5 =

Error: Please check your entries!