Pareja
01feb

El tema 1 de Sociología de  la Educación I, asignatura troncal de mi Licenciatura de Pedagogía, comenzaba así: “el ser humano es un ser social por naturaleza, es por esto que tiene la tendencia a organizarse, cooperar y buscar alianzas con sus semejantes para el beneficio común…”  recuerdo estas palabras porque las estudié infinidad de veces, y las repasé aún más, para varios exámenes porque fue la única asignatura hueso que se me resistió durante 3 convocatorias durante mis estudios, (he de reconocer que he sido una excelente estudiante siempre pero esta asignatura se me cruzó) pero ahí quedó es como ese tipo de aprendizaje que deben hacer con nosotros para que nos aprendamos de pequeños el “padre nuestro” y aunque pasen cientos de cosas, y conocimientos por nuestra cabeza se graba a fuego y no se va, pero cuánto de razón e importancia tiene esa frase, y supongo que también la asignatura, de la cuál ya no os podría decir nada más…

Pero es así, nacemos predestinados a relacionarnos, a vivir en sociedad, a formar nuestro grupo, amigos, familia, pareja...amar y ser amado es una de las mejores experiencias que podemos vivir y formar tu propia familia, ¿y que coste tiene todo esto?, ¿es posible esa vida social, familiar en pareja y no dejar de ser uno mismo?, ¿vale la pena realmente perder parte de tu identidad?

SI, y no es perder, no es dejar, ES TRANSFORMARSE, EVOLUCIONAR, GANAR, la vida familiar y el amor en pareja es una de las experiencias de la vida que causa más impacto sobre la identidad pero no tiene porqué ser para mal o algo negativo, para vivir lo en positivo, debes estar dispuesto al cambio, pero a pesar de esos cambios sentirnos más nosotros que nunca ya que la relación con tu pareja, la persona amada, con tu familia o hijos, te debe permitir exponer y potenciar tus virtudes además de expresarte con  naturalidad, esta situación debe ser esa gran oportunidad para la lograr a través del intercambio y la cooperación el progreso de cada miembro trabajando en equipo, la verdadera relación de crecimiento en pareja “te coloca en tu lugar”, el que tu necesitas, esta es la clave, si recibes esto de tu relación en pareja, o si deseas formar tu familia busca en ellos el equilibrio perfecto, LA FÓRMULA: DESEO + ADMIRACIÓN + CARIÑO + HUMOR.

Para que tu vida en pareja o/y  familiar funcione es necesario una dosis de compromiso, dicho compromiso son acuerdos de futuro, lo que hace tirar para adelante, cuando se tiene la seguridad de que se va a compartir un proyecto ambas partes se benefician y se invierte más en la relación, ¿quieres que tu relación de pareja se prolongue en el tiempo?, mantén la chispa, la diversión, comunícate honestamente y establece tu compromiso, ¡es salud y vida para la relación!

Para conseguir esa verdadera conexión entre vida familiar o de pareja y tu desarrollo personal, cultiva todos los aspectos de tu vida que te hagan feliz, estudios, trabajo, aficiones, y  combina los, sé valiente, CRECE, desarrolla te como persona al lado de gente que ames y comparte tus momentos de felicidad y emociones, o preocupaciones, siente que a pesar de ser un individuo independiente formas parte de un equipo, tu equipo, el que tú has elegido, el que te has montado para que te acompañe o acompañen en la vida, esto es el verdadero triunfo en la vida, porque ya lo decía esa primera frase del tema 1 de sociología o la canción de la serie de televisión que tengo de fondo: “estar vivo no es vivir si el motivo no es amar” 

Deja un comentario

14 − catorce =

Error: Please check your entries!