Fluir
23feb

En este mundo imprevisible, donde todo parece escapar de nuestras manos, intentar controlar todo lo que nos rodea, nuestras obligaciones, nuestras tareas, agendas, nuestras relaciones, nuestro cuerpo, nos hace sentir seguros en un mundo cada vez más inestable. Sin embargo, este control desmesurado revela más nuestras debilidades que nuestra fuerza, intentar controlarlo todo implica rigidez, tensión, y puede acabar resultando una losa muy pesada para avanzar en la vida con libertad.

El autocontrol puede ser una forma de tratar de evitar el rechazo, la equivocación, el abandono, si llevamos una vida pautada, evitamos imprevistos y riesgos, pero tanta planificación nos deja poco lugar a vivir de forma libre, a fluir.

La persona necesitada de control se aferra a su forma de actuar, y muchas veces no explora sus verdaderos deseos, hacer lo que se espera que hagamos nos da seguridad, pero la experiencia nos enseña que los momentos más interesantes y excitantes de la vida ocurren cuando somos honestos con nosotros mismos y actuamos en consecuencia.

El exceso de control puede acabar dificultando la Toma de decisiones, a la hora de elegir y actuar la razón y emoción se necesitan mutuamente, por supuesto, una dosis de control es necesaria para organizarse también a nivel emocional, para no dejarse arrastrar demasiado por lo que sentimos, pero muchas veces ejercemos un control sobre nosotros mismos para agradar, para no defraudar, para evitar conflictos  y muchas veces esto ocurre más de lo que nos gustaría.

El control puede llevarnos a cerrarnos en parte porque esconde y está relacionado con el miedo a ser herido, incomprendidos, pero si lo utilizamos en exceso, podemos convertirnos en una persona rígida, impedida de ser  espontanea.

No hay que equivocarse y por ello no tener disciplina, un control, una disciplina es necesario en cierta medida, pero llevarlo al extremo por evitar otro tipos de cosas que nos alejan de nuestro yo más auténtico, supone obviar esa parte de nosotros, y esa forma de vida inesperada que debemos asumir y disfrutar.

La gestión de las emociones no es tarea sencilla, si dejarnos dominar por ellas es negativo, también lo es controlarlas hasta el punto de acabar reprimiéndolas o negándolas acabando de esta manera en personalidades rígidas, bloqueadas, herméticas y desligadas del mundo.

Las emociones son una manifestación física innata que debemos aprender a gestionar pero no cercenar. Ser capaces de expresar lo que sentimos nos hace sentir más próximos a los demás, nos facilita el contacto con los otros y nos genera bienestar.

Después de las emociones lo que nos encanta controlar es el tiempo, con este control desmesurado convertimos la vida en una sucesión de obligaciones olvidando dar espacio a nuestras inclinaciones y creatividad. Si nos damos cuenta de que la balanza de nuestra vida se inclina más al lado de las obligaciones que la de los gozos, nos tenemos que replantear nuestro tiempo, escuchar nuestro interior, esos “me gustaría” (ir al teatro, a clases de baile, salir a cenar con mi pareja, tener una tarde de relax en el sofá). La vida no se conforma sólo de obligaciones y su cumplimiento, aprende a conjugar los “tengo que” con los “me gustaría” y tu vida será más agradable, y divertida.

 

¿Cómo podemos aprender a gestionar nuestro tiempo?, Al principio del día, repasa lo que tienes que hacer, separa lo importante de lo urgente, lo que realmente es necesario, relativiza, y deja tiempo para hacer sólo lo que tú quieras, un día a la semanas dedícalo a tus “me gustaría”. Piensa en tus destrezas, en tus fortalezas y aplícalas en tus obligaciones, para que de esta forma resulten más amenas y eficaces.

Fluir

En definitiva deja tiempo del día o de la semana al FLUIR (FLOW) querer controlar tiempo, obligaciones, cuerpo, relaciones, hijos, es una fuente de sufrimiento e incomprensión. Confía en ti, y en la vida, logra dar la importancia justa y necesaria a todo, esto te libera de tensiones y sufrimiento innecesario, ¿cuándo vas a tener tu hora, tu dia, o tu momento de flow?, repítelo cuando te levantes, hoy voy a fluir…serás más feliz.

4 Comentarios

  • Lauren
    2 marzo, 2012 Responder

    Like the blog

    • NNP
      30 marzo, 2012 Responder

      Thank you very much, it is a pleasure for my to share my publications. We are in contact. Bye!!! ;-)

  • Terri
    2 abril, 2012 Responder

    This is cool!

    • NNP
      6 abril, 2012 Responder

      Thansk!! I will continue to working on it!! Bye :-)

Deja un comentario

18 + 14 =

Error: Please check your entries!